Carro de Compra

0 Productos  | 0.00 MXN
Muerte bella

Día de Muertos: Patrimonio Inmaterial

Jueves, 1 de noviembre, 2012
Por: Patricia Ávila Luna


Hoy comienzan las celebraciones del Día de Muertos en México. Una de las tradiciones más antiguas de nuestro pueblo, pues tiene sus orígenes en la época prehispánica y aún es celebrada por diversos pueblos originarios del país. El simbolismo y misticismo que envuelve la idea de la vida y la muerte en estas festividades, ha llevado a que la UNESCO reconozca el Día de Muertos como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, pues es una “expresión viva de la herencia que nuestros antepasados nos han transmitido a través de la tradición oral, los usos sociales, los rituales, los actos festivos, así como conocimientos, prácticas, saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional”.

Lo hemos repetido frecuentemente, en El Taller Imaginario, el Día de Muertos es nuestra festividad favorita, pues no sólo nos enamoran los colores y olores de mercados, panteones y altares, sino que el perpetuar nuestras costumbres ancestrales, nos permite valorar nuestros orígenes, las manifestaciones actuales de esas tradiciones, así como el acervo de conocimientos y técnicas que aún se mantienen y que deseamos que permanezcan por mucho tiempo más. Conocer y valorar nuestro patrimonio cultural nos permite reafirmarnos, identificarnos y recrearnos; nos ayuda a valorar la diversidad cultural en todos sus sentidos y comprender un poco mejor nuestra realidad.

En definitiva, celebrar el Día de Muertos, nos permite sentirnos parte de un comunidad que ha permanecido y se ha transformado a lo largo del tiempo, nos reconecta con nuestros orígenes, nos ayuda a crear lazos sociales y generar identidad, nos integra a un proceso enriquecedor y formativo en el que transmitimos a otras generaciones una gran cantidad de costumbres, valores, saberes y, al mismo tiempo, genera nuevas formas de ver y vivir la tradición.

Así es que los invitamos a darse un tiempo para apreciar y disfrutar de estos días llenos de calaveritas, papel picado, cempaxóchitl, veladoras y comida y reconocer todo lo que existe y perdura detrás de ellos y de las personas que los elaboran y los hacen ritual.

¡Abrazo a tod@s y a sus queridos difuntos!