Carro de Compra

0 Productos  | 0.00 MXN
SONY DSC

Identidades: Patty Ávila

Martes, 4 de septiembre, 2012
Por: Patricia Ávila Luna


 

 

La sección de “Identidades” será el espacio reservado para conocer con mayor profundidad a “La Bandita” que colaborará de alguna manera con El Taller Imaginario, para dar inicio a un (esperemos amplio) repertorio de personalidades, he pensado que lo apropiado sería presentarme, así es que aquí les va mi historia:

 

 

Defeña de nacimiento y queretana por adopción. Siempre que escribo sobre mí lo hago muy románticamente (aunque mi personalidad diría lo contrario), en parte, porque me gusta mucho escribir, por otra, supongo que tengo buen autoestima. Además de escribir (lo hago desde que era muy pequeña), me gusta crear, leer, pintar, platicar casi todo el tiempo, escuchar, observar… soy cinéfila de afición y artesana urbana por pasatiempo, pero espero serlo por profesión.

Soy hija, hermana, nieta, amiga, esposa y mamá de Nicolás, un pequeñito de dos años que llena mi vida de aventuras, retos y mucha satisfacción.

Estudié Ciencias de la Comunicación porque en ese entonces me encontré con muchos caminos a elegir para mi profesión y, después de desertar de arquitectura y meditarlo más o menos bien (qué esperaban a los 18 años) decidí que las Ciencias de la Comunicación englobaban gran parte de mis aficiones. Hoy en día también cuento con una maestría en Ciencias de la Educación, pues conforme fui desárrollandome en el ámbito profesional, fui descubriendo que el área educativa me atrae en muchos sentidos, así es que también me desempeño como docente y, aunque a veces es un poco cansado y demandante, cada día reafirmo más esa pasión.

Como verán tengo la peculiaridad de tener gustos amplios y variados, lo que generalmente mantiene mi agenda saturada. Me considero una mujer abierta, tolerante, diversa, me preocupa la injusticia y la inequidad, no soporto la violencia y si me encuentran inspirada puedo debatir por horas. Estas características me han llevado, entre otras cosas, a tener un grupo de amigos muy heterogéneo, plural… a formar parte de una Asociación Civil que trabaja por la participación social, a la Red Transición Querétaro, al Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Querétaro, a trabajar hasta cuando no tengo que hacerlo, a ser autodidacta, en fin, a creer que todavía hay mucho que hacer para alcanzar la sociedad que soñamos y luchar por su construcción. Todos los días intento poner mi granito de arena.

Mi proyecto de vida me ha llevado a comenzar la construcción de El Taller Imaginario. Para mí, la materialización de esta empresa social es el resultado de muchos días y noches de reflexión y crítica; de esfuerzo y pasión; de diálogo y cuestionamientos; de encuentros y desencuentros; algo me dice que es lo que me toca hacer, hoy por hoy, ante la realidad en la que me encuentro. Mi sueño es que esta lucha se fortalezca y enriquezca con la participación de todos, que se convierta en una acción cotiadiana y colectiva que nos permita transformar nuestras vidas y nuestro entorno.

Ya sé, divago mucho, muchísimo y si no me detienen no paro (ni en mis pensamientos), así es que por ahora dejo hasta aquí este primer acercamiento, que de todas formas tengo mucho tiempo para escribir y no queremos que se nos terminen los temas de conversación.